Idiosincrasia. Buenas prácticas

   Cuando iniciamos el desarrollo de nuestra página web, tuvimos claro desde el primer momento la necesidad de implementar un código de buenas prácticas, y además de ello un lugar temático, donde todos aquellos que nos visiten puedan encontrar cercanía y asesoramiento desde el primer momento.

   Como juristas de vocación que somos, y amantes del derecho, creemos con firmeza que todo ciudadano debe conocer sus derechos y disponer de las herramientas necesarias para hacer frente a problemas cotidianos que no requieran necesariamente la contratación de un profesional.

   Por ello, hemos intentado que nuestra web presente un talente serio y discreto, que esté enfocada a servir como pequeñas guías de uso o indicaciones generales, que en algunos casos indiquen cómo actuar ante determinadas situaciones, y en otros ofrezcan pequeños consejos para evitar que un leve problema se convierta en algo mayor.

   Del mismo modo, queremos ser un lugar interactivo en la red. Su opinión nos importa mucho. Si ha visitado nuestro sitio y tiene alguna sugerencia que hacernos, o indicarnos cómo podemos mejorar, no dude en hacerlo a través de nuestros teléfonos, mails e incluso nuestro blog. Estaremos encantados de recibir su sugerencia e implementarla en la medida de nuestras posibilidades y estructuración.

La hoja de encargo profesional.

   La relación entre abogado y cliente se fundamenta en la confianza recíproca, y a esta confianza debemos sumarle la seguridad y la tranquilidad que se ofrece a ambas partes de una contratación cuando las estipulaciones de la misma se establecen por escrito.

   La hoja de encargo profesional es un documento de carácter contractual que vincula tanto al abogado como al ciudadano que contrata servicios profesionales, a una serie de directrices de obligado cumplimiento por ambas partes.

   Así pues, siempre que el cliente lo requiera, se le facilitará una hoja de encargo firmada por al menos uno de los profesionales que integramos el despacho y en la que se especificarán todas las condiciones del servicio.

Acceso inmediato al expediente.

   Cualquier documento que forme parte del expediente, estará a disposición del cliente en el momento que este lo solicite, bien en papel o en formato digital. Áyax Abogados le facilitará cualquier documento de su expediente tanto si se trata de una resolución o requerimiento judicial, como si es un escrito redactado por nuestro equipo.

   Muchos abogados son reacios a mostrar sus propios escritos alegando un derecho a la propiedad intelectual. Nos hacemos cargo de esta situación y entendemos su postura, sin embargo, creemos con firmeza que el derecho que asiste al cliente a conservar el control de cada detalle de su procedimiento debe prevalecer por encima de otros, aunque estos puedan ser igual de importantes.

Comunicación máxima y permanente.

   Sabemos que una de las mayores carencias en la relación profesional abogado-cliente suele ser la escasa comunicación que se da, en ocasiones solo para notificar la sentencia o el señalamiento a juicio. Nuestra empresa tiene el firme compromiso de comunicar al cliente cada momento relevante que se dé durante el proceso, tanto si se trata de un momento judicial como extrajudicial.

   ¿Quiere saber más sobre buenas prácticas? –> aquí